Miedo al dentista

Pánico al dentista

¿Eres de los que no va al dentista por que te da pánico? ¿Te horroriza pensar en sentarte en ese sillón y abrir la boca? ¿Prefieres aguantar los dolores de muelas por no tener que visitar a un odontólogo?

El miedo al dentista provoca en las personas que lo sufren el retraso permanente de sus tratamientos dentales con el consecuente empeoramiento de su salud bucodental. Esto provoca un círculo vicioso: el pensamiento genera ansiedad que evita el tratamiento dental, empeora la salud dental, aumenta el sentimiento de culpa, que refuerza la ansiedad y aumenta la vergüenza de ir al dentista.

No estás solo

Existe un importante porcentaje de personas que refieren distintos tipos de ansiedad o miedo ante los tratamientos dentales. La ansiedad es una respuesta subjetiva de estrés por recuerdo o expectativa de situaciones amenazantes. El miedo tiene que ver más con una respuesta de lucha o fuga ante un peligro inmediato. La fobia es un miedo desproporcionado ante la situación o anticipación de la misma, vivido con ansiedad, que interfiere en la rutina normal de la persona.

miedo al dentista

Ponemos tu boca a punto

Te ayudamos a empezar de cero.

Haznos una primera visita gratuita sólo para conocernos, sin hacerte nada: Queremos verte, queremos que nos cuentes exactamente qué no soportas, cuéntanos qué tienes mal en tu boca, queremos que nos conozcas. Es mejor citarte temprano y no vengas con mucho tiempo de sobra, para no agobiarte. Si estás más cómodo, ven acompañado: así te distraes. Y por favor: ¡date un premio por esta primera hazaña!

Sólo trabajamos con anestesistas. Sabemos qué solución darte para hacer tu tratamiento dental. Verás que cuando pongas tu boca a punto en una sola sesión, con sedación, sin enterarte de nada, romperás para siempre el bloqueo que te impide ir al dentista y luego, las revisiones, abrir la boca y que te miren serán un paseo para tí.

MEDICOS ESPECIALISTAS EN ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN

Nuestros pacientes

Como muchas personas de ni generación, el miedo a los dentistas viene dado por una pésima experiencia en la niñez… Mi dentista me habló de un procedimiento con sedación: gracias a este procedimiento voy perdiendo el «pánico» y ya no es un suplicio. Me han sedado dos veces para colocar implantes y lo recomiendo sin dudas.

Alfonso -

Le dieron un jarabe a mi hija en la sala de espera. Al rato se quedaba dormida en mis brazos. La pasaron al gabinete y despertó con todo el tratamiento hecho. ¡Después de 7 visitas y 3 clínicas distintas!. Ojalá hubiésemos empezado por aquí…

Paloma (Ana) -

No pude «vivir la experiencia» porque estuve dormida y no oí ni sentí nada durante las horas de la intervención. La experiencia ha sido muy positiva, pues «me perdoné» los ruidos, las manipulaciones, el cambio de instrumental…

Olga -

Juan tiene 21 años y retraso mental. En el hospital sólo nos daban la opción de quitarle dientes con anestesia general en unos meses. El anestesista le sedó en la clínica dental y la doctora le pudo quitar las caries, hacer endodoncia y limpiar. Sin esperar y en una sesión. Mil gracias.

Ángel (Juan) -

En mi país es habitual, pero aquí solo conozco esta clínica en la que durmieron a mi hijo (con trastorno de espectro autista) para quitar caries y pulpotomía. Son profesionales y tienen los medios casi como un hospital.

Manuel (Anne) -