Anestesia general

La diferencia entre una sedación y una anestesia general se fundamenta en aspectos técnicos que atañen normalmente a una decisión de los médicos anestesistas.

La mayoría de las personas con miedo al dentista se tratan con éxito bajo sedación en la clínica dental, refiriendo una experiencia excelente. No obstante, algunos pacientes debido a sus antecedentes médicos o por otros requerimientos técnicos pueden tener que realizar su tratamiento dental bajo anestesia general en medio hospitalario.

Un paciente sedado está adormilado o dormido y no tiene recuerdo posterior del tratamiento, respira por sí mismo y mantiene los reflejos protectores de la vía aérea (como la tos).

La persona que se somete a Anestesia General está profundamente dormida y requiere asistencia respiratoria, con intubación traqueal y conexión a un respirador. Esta técnica es segura y se realiza exclusivamente en quirófano de hospital.

Para esto, Sedación Dental Madrid dispone de concierto con hospital privado para aquellos casos extremos que requieran este medio.