Probablemente hayas experimentado en más de una ocasión la molestia de tener llagas en la boca.

También las puedes conocer como aftas o úlceras bucales, se presentan en la zona interna de las mejillas, lengua, labios, encías o incluso en el paladar. A pesar de que suelen ser pequeñas, resultan muy incómodas para la persona que las padece, ya que generan dolor y molestias.

🤔 ¿Qué son las aftas?

Son heridas que pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad oral. Son muy fáciles de identificar, no solo por la aflicción que acarrean sino por ser de color blanco o amarillento.

Aunque pueden tener cierta similitud con el herpes labial, no hay que confundir ambas afecciones. Al contrario de lo que sucede con el virus del herpes, las aftas no son contagiosas 😜

🤔 ¿Por qué salen llagas en la boca?

El origen de las aftas se encuentra, como norma general, en una lesión bucal, pero también en problemas de salud diversos. Aun así, hay personas que tienen mayor predisposición que otras a tener llaguitas en la boca.

Los motivos más habituales por los que se producen son los siguientes:

▶️ Lesión con un elemento punzante o metálico
▶️ Bajada de defensas
▶️ Sistema inmunológico debilitado
▶️ Enfermedades autoinmunes
▶️ Déficit extremo de vitaminas B y C

🤔 Entonces, ¿Cómo curar las aftas en la boca?

Antes de nada, es importante destacar que las llagas en la boca no requieren de tratamiento. Cuando se tienen, simplemente es necesario tener un poco de paciencia, ya que desaparecen por sí solas con el paso de los días.

Por tanto, la curación del afta es un proceso espontáneo que pasa por la regeneración del tejido de la zona afectada.

Sin embargo, sí es cierto que existen productos específicos que pueden comprarse en farmacias y hacen más llevadero el proceso de curación. Es frecuente que se comercialicen en forma de cremas o pomadas que contienen componentes como el ácido hialurónico.

 



Visita nuestro post en Instagram